fbpx

Bienaventurado el que no espera nada, porque nunca se decepcionará

Otro chiste, de la vida siempre hay que esperar grandes cosas.